Conoce la vida oculta y cambiante de las orugas

¿Sabías que las orugas aumentan su masa corporal hasta 1.000 veces o más? La etapa larval del ciclo de vida tiene que ver con el crecimiento, de hecho, en el lapso de algunas semanas, la oruga crecerá exponencialmente. Debido a que su cutícula o piel es tan flexible, la oruga mudará varias veces a medida que gane tamaño y masa.

La oruga es la larva de un lepidóptero (un miembro del orden de insectos como las mariposas y las polillas). Su cuerpo tiene forma de gusano que, con el pasar del tiempo, se recubren de una piel resistente denominada crisálida o capullo que las protege. Dentro de ella sufre un proceso de cambios profundos de su organismo, llamado metamorfosis, para emerger posteriormente en su forma adulta.

Las mariposas suelen colocar sus huevecillos en plantas específicas que servirán de la oruga de alimento. Las orugas comen de una manera insaciable, gracias a dos fuertes mandíbulas que tienen en la cabeza en forma de cuchara dentada y que les facilitan casi licuar las hojas para digerirlas de manera fácil. Las mariposas acostumbran dejar sus huevos en las cercanías de los tallos y hojas que posteriormente servirán de alimento a sus orugas.

Los huevos son redondos, cilíndricos con algunas estructuras microscópicas que tienen la función de adherir el huevo a la planta. Una vez nacen las orugas estas  comienzan de inmediato a alimentarse, viven como orugas durante un mes y su único fin es lograr tener los nutrientes suficientes para realizar exitosamente el proceso de metamorfosis completa, que las llevará a construir su crisálida donde se transformarán en pupas y posteriormente en mariposas.

Las orugas, de acuerdo al tipo de planta de la cual se alimentan se les dan diversos tipos de nombre, por ejemplo, gusano peludo del algodón, gusano del maíz, gusano cornudo del tomate.

Determinados tipos de mariposas solo pueden comer un tipo único de plantas durante su fase de vida como orugas, ejemplo de ello es la mariposa monarca, que solo consume la planta denominada ‘algodoncillo’. La oruga Negra Swallowtail, la cual prefiere una dieta más variada y come las hojas del perejil, del apio, los hinojos y las zanahorias. Consume además algunas flores.

Las orugas no respiran por la boca. El aire entra dentro de sus cuerpos a través de una serie de pequeños tubitos situados a los lados de sus tórax y abdomen. Estos tubitos se interconectan dentro del cuerpo formando una red traqueal.

En lugar de tener ojos, tienen seis minúsculos ocelos en la parte baja de la cabeza. Confían en sus antenas para encontrar alimento. Muchas especies de pájaros y animales ven las orugas como un suplemento rico en proteínas, por lo que las orugas han desarrollado métodos para protegerse o camuflarse.

Algunas orugas tienen grandes ‘ojos falsos’ hacia el final del abdomen. Esto es un intento de hacer creer a los depredadores que su trasero es de hecho su frente, dándoles una oportunidad de huir hacia atrás cuando son atacados.

Otros tienen una pigmentación corporal muy similar a la planta de la que se alimentan. Algunas tienen pequeños filamentos puntiagudos o pelos que irritan cualquier cosa que los frote, o escupen jugos gástricos muy ácidos a los enemigos potenciales.

Algunas orugas se comen las hojas de plantas que son tóxicas para los demás animales. A ellas no les afecta el veneno, pero se acumula dentro de su cuerpo, haciéndolas altamente tóxicas para cualquier ser que se las coma.

Hay unas orugas que se protegen por medio de una simbiosis con las hormigas . Las mariposas Lycaenidae se pueden comunicar con sus protectoras (las hormigas) por medio de vibraciones y de procesos químicos.

* Foto: Igor Siwanowicz

Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2018 Revista petLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe