¿Cuál crees que es el animal más dormilón?

La mayoría de animales necesitan dormir, es decir, todas las criaturas dotadas de un sistema nervioso central tienen períodos de vigilia y de sueño, así sea muy corto. Muchas especies tienen que adaptar su manera de dormir por una cuestión de supervivenciaA continuación, te contamos algunas curiosidades sobre los hábitos de sueño de los animales:

A pesar de su reputación, los perezosos no son los animales que más duermen. En promedio descansan unas 9 a 10 horas al día, e incluso son superados por los koalas con unas 14,5 horas. Aunque ninguno le gana a los pequeños murciélagos cafés (Myotis longipes) que tienen el récord al dormir durante 20 horas al día. 

Los perros pasan alrededor del 44,3% de su día durmiendo (10,6 horas), aunque depende de su actividad y ruinas, ya que no es lo mismo el perro de una finca a uno de un apartamento. Los canes participan de las actividades de sus dueños sin importar la hora o la intensidad. Los cachorros duermen más que los adultos, y en el sueño se libera la hormona del crecimiento. Por eso es importante explicar a los niños que no se debe  molestar al cachorro mientras duerme.

Los gatos necesitan cerca de 12 horas de descanso. Son más activos de noche y en el día duermen sin importar lo que esté haciendo su dueño. Si hay mucho ruido o luz se aíslan en rincones frescos y oscuros de la casa.

Las jirafas y elefantes sólo pasan unas 3 a 4 horas dormidos en la noche. Suelen hacerlo de pie, y solo cuando se siente absolutamente seguros se acuestan para descansar. Las jirafas se tumban en el suelo y dobla su largo cuello hasta ubicar la cabeza sobre sus cuartos traseros.

Si bien los leones se la pasan acostados por más de 20 de las 24 horas del día es, duermen siestas cortas y esporádicas sin importar cuánta luz haya, así aprovechan la oportunidad de cazar a cualquier hora.

En la fase del sueño más profundo, los músculos se mueven menos, lo que es un problema para los mamíferos marinos como las ballenas y delfines, pues tienen que ir a la superficie para respirar. Por ello pueden dormir parcialmente con una mitad del cerebro y luego la otra, conocido como el sueño unihemisférico, para poder mantener los movimientos esenciales.

Pero otras especies deben nadar siempre hacia adelante para poder forzar al agua a entrar por sus agallas. En los tiburones mielga, galludo o tollo de cacho (Squalus acanthias) se descubrió que la actividad al nadar era controlada por la médula espinal, no el cerebro. Así, se estima que pueden estar inconscientes a pesar de que se están moviendo.

En el caso de las aves migratorias, como el albatros, se pensaba que por recorrer cientos de kilómetros de un solo trayecto, dormían mientras volaban. Pero se ha estudiado algunas especies, revelando que dejan de dormir hasta que completan el recorrido, por más largo que sea.

 

 

 

 

Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2018 Revista petLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe