Agmeth Escaf y sus divas 'Tequila' y 'Martini'

El querido actor y presentador Agmeth Escaf accedió a ser nuestra portada e invitado especial para contarnos por qué es un amante de los animales y en especial de sus mascotas ‘Tequila’, una Golden Retriever, y ‘Martini’ una hermosa Labrador negra a la que llama sus ‘divas´.

Su carismática manera de ser y su indiscutible talento, lo han llevado a ganarse los corazones de quienes han seguido de cerca su carrera, sus logros y su vida, pues es una persona tan transparente, que nunca ha escondido su realidad. Tal vez por eso, la gente lo siente tan cercano y lo apoya en todo momento. No tiene ‘pelos’ en la lengua para decir las cosas ni tampoco para reconocer sus triunfos y sus traspiés, que para él, son aprendizajes de la vida.

Es Licenciado en arte dramático y su historia arranca en el Instituto La Salle, colegio donde estudió su primaria y bachillerato. Siempre se destacó en lo lúdico y las artes escénicas, la música, la pintura y el teatro escolar.

“Me destacaba más en eso que en lo académico y me gané el cariño de los profesores. Me ponían el 6 para pasar las materias porque era bueno en esas áreas y me querían mucho”, recordó. Al graduarse quiso estudiar para ser piloto, pero no pudo e ingresó entonces a estudiar ingeniería civil en la Universidad del Norte y tampoco le fue bien. Los profesores, preocupados por su indecisión hacia la carrera a escoger, le hicieron nuevamente los exámenes sicotécnicos y resultó que sus aptitudes estaban enfocadas a las artes escénicas, el mercadeo y la publicidad. Era algo que siempre había sentido, pero que por alguna razón no quiso reconocer en su momento.

Haciéndole caso al resultado de las pruebas, comenzó a estudiar Mercadeo y un tío –dueño de una agencia de publicidad y que vivía en Bogotá- se enteró de sus pasos y lo invitó a que trabajara con él. Pero lo que verdaderamente lo impulsó a radicarse en la capital fue que, su novia de toda la vida y luego esposa, Nany, se había graduado de bachiller y se había ido a estudiar allá. Así que Agmeth decide aceptar la invitación de su tío y, ya radicado en esa ciudad, comienza a prepararse como actor de teatro en la compañía del maestro Gustavo Londoño que fue su mentor.

Luego se presentó la oportunidad de hacer un casting para la novela ‘Las Ejecutivas’ y logró uno de los roles principales comenzando así, de manera paralela, la televisión. “Fue un trabajo que gustó mucho y a la vez fue fuerte porque representé la pareja joven de un homosexual. Me abrió las puertas para otras producciones porque la capacidad de un actor es poder hacer personajes que parecen frágiles, pero a la vez fuertes”.

Lo llamaron para las novelas ‘Hombres de Honor y ‘Hechizo’ de Colombiana de Televisión, en la que tuvo que reemplazar al reconocido actor Luis Fernando Montoya -que no pudo grabar por una enfermedad- y más adelante protagoniza por primera vez en ‘La Elegida’. Al mismo tiempo vuelve a actuar en la exitosa obra de teatro ‘Giapetto’ al lado del maestro Jorge Cao y en ‘Crónica de una Muerte Anunciada’ junto a Jorge Alí Triana.

En total son 37 las producciones entre las que también están ‘Amantes del desierto’, ‘Los Tres Caínes’, ‘Hermanos y Hermanas’, entre otras, que ha hecho a lo largo de sus 24 años de carrera.

DE BOGOTÁ PARA BARRANQUILLA

La faceta de presentador de televisión comienza cuando después de haber actuado en México y Brasil, regresa al país y es contratado por la cadena City Tv. Después pasó a Caracol Televisión convirtiéndose en uno de los presentadores estrella del programa ‘Día a Día’ y al salir, comienza un nuevo proyecto de vida en esta ciudad con su productora de televisión ‘Agmeth Escaf Producciones Tv’ dirigiendo su propio programa ‘Feliz Día’ que era transmitido por el Canal Telecaribe y que ganó el premio Tv y Novelas.

Ese programa desafortunadamente salió del aire y emprende entonces su lado empresarial montando el bar 'Ivy84' con gran acogida por parte de los barranquilleros. “La vida te cambia pero no me siento extraño en mi ciudad. Bogotá es mi casa porque allí formé mi carrera y tengo una vida allá y acá. El cambio fue buscando un poco más de comodidad y menos estrés, pero me di cuenta de que el estresado soy yo. Me vine porque quería desarrollar nuevos proyectos mas no huyendo de Bogotá. De hecho tengo un hijo viviendo allá y otro acá. Ahora me dividí entre las dos ciudades”, explica refiriéndose a su traslado de la capital hacia su ciudad natal.

AMANTE DE LAS MASCOTAS

Agmeth recuerda que cuando era niño, en su casa tenían un gallo -que dormía en un palo de naranjo lleno de espinas, correteaba gatos y se perdía varios días, pero luego regresaba-, una gallina y un pavo para cenar un fin de año que nunca mataron. “También tuvimos un perro criollo al que llamamos ‘Héroe’ pero tuvo un accidente y falleció. Luego me encariñé con la mascota de mis tíos, una Pastor Alemán llamada ‘Riquilda’. Por eso, cuando me fui a vivir a Bogotá mi anhelo era seguir teniendo mascotas”.

Estando en la capital, una señora le ofreció una boleta para una rifa y el premio era un perro. Cuál fue su sorpresa al enterarse que había sido el ganador de, nada más y nada menos, una San Bernardo. “A Nany casi le da un ataque porque estaba embarazada y además vivíamos en un apartaestudio. Ella estaba acá en Barranquilla esperando a dar a luz y me tocaba llevarme a ‘Calia’ a las grabaciones. Comía en cantidades asombrosas y creo que crecía como 20 centímetros por día”, cuenta jocosamente.

Una vez llegó con ‘Calia’ a la casa del también actor, Julio Sánchez Coccaro, que tiene una finca en Tabío, Cundinamarca, y los hijos de él se enamoraron de la perrita. Agmeth pensó enseguida que era la oportunidad para dejarla en buenas manos porque iba a tener a su primer hijo y además no tenía espacio.

‘MARTINI’ Y ‘TEQUILA’

La historia de sus dos actuales mascotas comienza en la casa de su suegra en Barranquilla donde tenían un Boxer llamado ‘Zeus’, ‘Luna’ una French Poodle y ‘Bambina’ una Labrador que fue la mamá de ‘Martini’. Un día la familia Escaf decidió llevarse a ‘Bambina’ para Bogotá y allá la perrita tuvo a ‘Martini’, su hermosa Labrador negra, y luego falleció. Pero le regalaron a ‘Tequilla’, una Golden Retriever muy inteligente que, según Agmeth, les ayudó a criar a ‘Martini’ porque fue entrenada y se convirtió en el modelo a seguir de la tímida y nerviosa Labrador.

“Los animales son seres vivos que hay que tratarlos como se debe. Si nosotros no tenemos para comer no importa después de que ellas coman; y para donde vayamos nos las llevamos. Son las catalizadoras emocionales de mis hijos Daniel y Sebastián y, si llego de mal genio, me consuelan. Aunque las regañe y las castigue siguen incondicionales conmigo. En cambio mis hijos se ponen bravos”, comenta.

“Ellas son unas divas buena vida que pasan en aire acondicionado. ‘Martini’ cuida más la casa en el sentido que ladra cuando llegan desconocidos, pero ambas son tranquilas y se quieren mucho. ‘Tequila’ no puede ir a los parques porque la picó una garrapata infectada y casi se muere. Entonces juegan siempre en el jardín de la casa”.

Las dos reconocen la autoridad de Agmeth y eso lo pudimos confirmar durante la sesión de fotos en las que ambas dieron lo mejor de sí para que todo quedara tan lindo como lo plasmamos en estas páginas.

petFamily
  • Karla Mejía y Patricia González

    Karla Mejía y Patricia González

  • Israel Canchila

    Israel Canchila

  • Santiago Aular y Jessica Sánchez

    Santiago Aular y Jessica Sánchez

  • Julieth Monterrosa Lafaurie y Kim Solano Hernández

    Julieth Monterrosa Lafaurie y Kim Solano Hernández

  • Dilan y Leila Osío

    Dilan y Leila Osío

Revista petLovers Caribe

‘Somos una revista impresa y digital que destaca el estilo de vida de las personas que aman las mascotas, valoran y cuidan nuestro medio ambiente’.

EDITORIAL

logo-publiatlantic.png
© 2018 Revista petLovers Caribe. Todos los derechos reservados. Designed By Dixara.co

Revista petLovers Caribe